La importancia de vivir de acuerdo a nuestros dones y fortalezas

Diversos estudios de investigación en el ámbito de la Psicología Positiva revelan la importancia de descubrir nuestras fortalezas y trabajar en ellas. Lastima que nuestro sistema educativo se empeñen en meternos en un traje que ni nos gusta, ni nos sienta bien, y nos incomoda. La educación debería guiarnos para descubrir lo que Ken Robinson llama nuestro elemento y vivir en, por, para y con el.

Necesitamos una educación que potencie lo artístico para saber apreciar toda la belleza que existe a nuestro alrededor. Una educación basada en la colaboración, en compartir y en el sentido de comunidad para experimentar la gratitud hacia lo que los otros nos dan. Una educación que se focalice en lo positivo, en lo que potencia y suma y no en los errores, lo que falta pues el optimismo impulsa y el pesimismo retrae. Una educación basada en el juego como fuente de disfrute y aprendizaje, aprender tiene que ser divertido, no una carga y obligación que al final lastra nuestro sentido del humor y la capacidades de reinos hasta de nosotros mismos.

Una educación en la que la espiritualidad no sea impuesta por ninguna religión, sino que fomente una espiritualidad personal, que no es otra cosa que vivir la vida con un sentido de transcendencia, de que estamos aqui para algo mas que pasar, o para lograr lo máximo para nosotros mismos. Cada uno de nosotros tenemos una misión, estamos aqui para dejar algo cuando nos vayamos, algo para los demás, y ese algo tiene que ver con lo mejor de nosotros mismos, con nuestros dones personales e intransferibles, que nos hacen únicos y son la razón por las que hemos venido al mundo.

Por suerte hoy en día existen practicas como el mentoring y el coaching que están ayudando a muchas personas a descubrir y vivir desde su elemento, desde sus fortalezas. Si bien estos nuevos enfoques se están utilizando demasiado tarde, pues están muy extendidos entre la población adulta y en el mundo de la practica profesional para mejorar el rendimiento. Estamos desaprovechando su potencialidad, tenemos que aplicarlos desde que comenzamos a formarnos como personas, para centrar todo nuestro proceso de desarrollo en nuestro potencial, en nuestras fortalezas, en nuestro elemento.

Puedes descargar este interesante artículo sobre “El estudio científico de las fortalezas trascendentales desde la Psicología Positiva” en este PDF. Ver en PDF

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.