Cuéntame un cuento….. y verás brotar tu talento

¿Alguna vez te has encontrado con dificultades para que tu mentee defina su potencial y su talento? ¿A tu mentee le cuesta expresar y comunicar lo que hace y como lo hace? ¿Las preguntas y herramientas habituales no te funcionan para ayudarle?

Te propongo una manera diferente de indagar y hacer aflorar el potencial y el talento de tu mentee, a través de la construcción de una historia, para ser más exactos de un cuento.

Antes de iniciar el proceso de creación del cuento, es importante haber realizado un trabajo previo con tu mentee de indagación sobre su núcleo positivo: fortalezas, habilidades, experiencia de éxito, motivaciones, sueños, aspiraciones, modelos que le inspiran. Todo ello conformará los elementos clave para construir el cuento.

Comienza la aventura, propónle a tu mentee que construya una historia sobre lo que es, lo que hace y ha hecho, lo que puede aportar al mundo, vamos una historia sobre su marca personal.  En esa historia tu mentee será el héroe, y sus talentos las armas con las que salvar al mundo. A continuación te detallo los 7 pasos para ayudar a tu mentee a construir la historia de su marca personal:

1.- Plantear un reto que este en consonancia con sus talentos.

Puedes pedirle que el mismo define un problema o situación a la que enfrentarse o en la que le gustaría poder ayudar o contribuir. O puedes planteársela tu. Lo importante es que haya un problema o situación a solucionar que sea más o menos familiar para él, o posible dentro del entorno en el que se mueve, que suponga un reto, y que tenga a una serie de partes implicadas, entre las que estará él. Es importante que el reto esté alineado con su talento.

2.- Identificar a los protagonistas y personajes

El reto debe implicar a diferentes personas, que serán los personajes de la historia. Entre ellos estará el protagonista que es el mentee y que adoptará la forma de héroe o salvador.  El mentee debe identificar y definir a esos personajes. Quienes son, que hacen, como son, que papel juegan en la situación, qué relación hay entre ellos.

3.-Convertir a los personajes en abstracciones.

Esta fase es fundamental para provocar la distancia emocional y permitir el juego.  Cada uno de los personajes tiene que convertirse en un objeto, símbolo, animal, incluso personaje de ficción, que lo represente y que permita mantener las relaciones, dinámicas y características de los personajes reales.

4.-Establecer las relaciones entre los personajes creados

Ayuda a tu mentee a que te cuente que pasa entre ellos, que hacen, cómo afecta lo que uno hace al resto. En qué direcciones se mueven, que afinidades y antagonismos tienen, cuales son los puntos de encuentro y desencuentro, qué rol juega cada uno.

Muy importante que en este punto defina muy bien su papel, lo que el hace, y cómo lo hace para ser el héroe de la historia.

5.-Buscar una salida al problema para superar el reto

Aquí hay que favorecer la creatividad del mentee, que piense en acciones a llevar a cabo por el héroe para superar el reto, cómo ayudar a los personajes implicados, cómo cambiar las cosas. Debe ser capaz de generar diferentes alternativas y valorar dentro de la historia su resultado para elegir la que más le satisface. Ten siempre presente que es su historia, el define el principio y el final de la misma.

6.-Conectar la solución con sus recursos personales

Aquí viene la parte crucial de esta herramienta. El mentee habrá elegido una solución al reto, y tú como mentor debes ayudarle a través de las preguntas a que traslade sus recursos personales, los identificados en el núcleo positivo, a esa alternativa que ha elegido. Se trata de que describa como implementar la solución utilizando sus fortalezas, sus habilidades, sus logros pasados, etc.

Aquí está poniendo en valor sus talentos.

7.- Establecer un puente entre el reto, el recurso y la solución

Para finalizar, provocarás con las preguntas y la reflexión que enlace el reto superado, con su talento y el resultado obtenido. De esta forma verá claramente a qué contribuye su talento y detrás de esto está la definición de la marca personal, que engloba lo que hago y lo que aporto.

A la parte narrativa le puedes añadir otros recursos, puedes proponer a tu mentee que lo escenifique utilizando técnicas de psicodrama, que lo construya con Lego Serius Play o con plastilina, que lo dibuje o que lo plasme en un collage con fotografías. No limites la creatividad, se trata de hacer salir la expresión máxima del yo de tu mentee.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *