Entradas

Continuamos con la colaboración en la Revista Capital Humano, a través del espacio cedido a EMCC SPAIN, con un artículo de nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel, bajo el título “Activando las Mentes del Futuro”. 

El artículo aparece publicado en la edición de Julio, Nº 366, Sección Crecimiento profesional y aborda la temática y objetivos del 1º Congreso sobre Coaching y Mentoring para España y Latam, organizado por EMCC SPAIN.

“En tiempos convulsos y de crisis surgen las mejores oportunidades para reinventarnos juntos. Necesitamos activar nuestra responsabilidad colectiva e individual y esforzarnos por comprender qué está pasando a nuestro alrededor para tomar decisiones que nos ayuden a construir un mayor bienestar para todos.

Cuando las demandas y expectativas del entorno exceden de las capacidades de sus ciudadanos para abordarlas es necesario construir puentes para facilitar el tránsito de mentalidad necesario para adaptarnos. Las relaciones de coaching y mentoring son el contexto en que se puede operar este tránsito de forma fluida, desde la seguridad, la confianza, el aprecio, la consideración empática, la aceptación incondicional positiva, el reconocimiento mutuo y la significatividad.

La asignatura pendiente, la materia clave de nuestro cv vital y social, en la era que nos toca vivir, es construir el sentido de la experiencia diaria para aprender de forma inteligente, ágil y efectiva, lo que guarda relación con la capacidad selectiva, interpretativa, ejecutiva y constructiva. Las mentes del futuro necesitan sincronizar e integrar en la experiencia diaria el sentir, pensar y actuar, necesitan comprenderse mejor, comprender a los demás, al mundo que les rodea y las relaciones de interdependencia que se dan entre todo ello, necesitan saber armonizar propósitos, capacidades, expectativas, conocimientos y roles.”

Si quieres leer el artículo completo puedes consultar en este enlace .

Muy agradecidos a EMCC SPAIN y la Revista Capital Humano por esta colaboración, que nos permite seguir difundiendo y compartiendo los beneficios del coaching y el mentoring. Si quieres ahondar sobre la aportación de estas dos prácticas y metodologías para afrontar los cambios y retos futuros, te invitamos a que nos acompañes en el 1º Congreso EMCC SPAIN que se celebrará los días 14 y 15 de Octubre del 2021 y en el que participará como ponente nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel, junto a David Clutterbuck, Julio Olalla, Damian Goldvarg y Beatríz Valderrama. Puedes realizar tu inscripción en el siguiente enlace. 

Los días 14 y 15 de Octubre del 2021 se celebrará en formato virtual el 1º Congreso sobre Coaching y Mentoring para España y Latam, organizado por EMCC SPAIN  bajo el título Activando las mentes del futuro, en el que, a través de conferencias de ponentes de prestigio internacional, charlas inspiradoras y sesiones de supervisión grupal, compartiremos juntos las mejores prácticas para desarrollar las metacompetencias que pondrán a punto nuestras mentes para el futuro.


El gran reto de la sociedad actual es reducir la brecha existente entre las demandas y expectativas del entorno, complejo, incierto, ambiguo, global, interconectado y cambiante.

 

La Escuela de Mentoring es parte de EMCC SPAIN a través de nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel y varios miembros del equipo y mentores acreditados de nuestra escuela. Estamos participando activamente en la organización del congreso y nos enorgullece que nuestra Directora Ejecutiva forme parte del panel de ponentes internacionales del mismo.

 

Inspirar el cambio hacia una sociedad más comprometida

Queremos contribuir a una sociedad basada en un humanismo social, en la que cada persona pueda realizar su potencial y su felicidad en comunidad y fraternidad con otros. Una sociedad que apuesta por la diversidad y la inclusión, la apertura y la empatía, la cooperación y la solidaridad, por la mejora y el aprendizaje continuo para lograr la excelencia personal y social.

Este desafío no tiene por qué ser una aventura en solitario, pues los profesionales del coaching y el mentoring estamos capacitados y contamos con la experiencia necesaria para acompañar a otros en este camino de aprendizaje, cambio, desarrollo y crecimiento, que nos llevará a estar preparados para afrontar los retos presentes y futuros. Las relaciones de coaching y mentoring son el cauce para operar el tránsito de mentalidad, que requiere la sociedad del futuro, desde la seguridad, la confianza, el aprecio, la consideración empática, el reconocimiento mutuo y la significatividad.

Para ello compartiremos durante los dos días del congreso interesantes ponencias, debates y actividades en torno al mentoring y el coaching y su contribución al desarrollo de la mentalidad que requieren los retos que tenemos que afrontar. El programa del congreso será el siguiente:

Día 1 · 14 de octubre 2021


16:00 | Bienvenida al 1º día del Congreso

Dr Pablo Cardona

Presidente EMCC Spain


16:10 | Apertura del Congreso

Dr Riza Kadilar

Presidente EMCC Global


16:20 | Charla inspiradora

Dra Beatriz Valderrama

Vicepresidenta de Acreditación de EMCC Spain
Antifragilidad para abrazar la incertidumbre


16:45 | Mesa redonda

Ponentes pendientes de confirmar


17:40 | Descanso


17:50 | Ponencia

Dr David Clutterbuck

Fundador de EMCC Global
Los retos críticos para el Coaching y Mentoring de la próxima década


18:50 | Clausura Día 1

Laila El Qadi

19:00 | Cierre

Día 2 · 15 de octubre 2021


16:00 | Bienvenida al 2º día del Congreso

Dr Pablo Cardona

Presidente EMCC Spain


16:10 | Ponencia

Julio Olalla

Fundador y presidente de Newfield Network
¿Por qué nació el coaching?

17:10 | Descanso


17:20 | Sesión de Supervisión

Damian Goldvarg

Presidente de Goldvarg Consulting Group
Demostración de Supervisión Grupal


18:35 | Charla inspiradora

Mª Luisa de Miguel

Directora Ejecutiva Escuela de Mentoring
Autoeficacia colectiva. Todos somos activistas del cambio


18:55 Clausura Congreso

Dra Beatriz Valderrama

Vicepresidenta de Acreditación EMCC Spain


19:00 | Cierre

Te invitamos a participar y ser parte del cambio que estamos impulsando desde EMCC SPAIN y EMCC GLOBAL. Puedes inscribirte en el siguiente enlace.  Te esperamos.

El 1 de Julio hemos comenzamos el programa de formación y supervisión de los mentores organizacionales de una de las 10 constructoras más importantes en España y México, con presencia en más de

Durante los meses de Julio a Septiembre, 13 mentores de México, España y Polonia participarán en un sistema de formación con la metodología de Aula Invertida (flipped classroom) desarrollada por la Escuela de Mentoring a través de su Curso Virtual para Mentores.

El modelo  pedagógico del Aula Invertida transfiere parte del proceso de enseñanza y aprendizaje fuera del aula con el fin de utilizar el tiempo de la formación síncrona para el desarrollo de procesos cognitivos de mayor complejidad que favorezcan el aprendizaje significativo. De esta forma los participantes acceden, previamente a las sesiones formativas síncronas con el facilitador, a los contenidos de cada módulo  del “Curso Virtual para Mentores” a través de nuestro Aula Virtual y pueden trabajar los mismos en formato microlearning: videos locutados, podcast, infografías, actividades prácticas y quiz, más lecturas de artículos y uso de herramientas. Durante las sesiones virtuales síncronas a través de nuestro Aula Virtual,  en total 5 sesiones de 3 horas cada una, el facilitador/a, mentor profesional acreditado de la Escuela de Mentoring, guía a los participantes en la  aplicación de los conceptos previamente trabajados, genera reflexión, cuestionamiento y trabaja diversas dinámicas prácticas y aplicación de herramientas, aprovechando de esta forma al máximo el tiempo de aprendizaje síncrono y grupal.

Los participantes ejercerán como mentores organizacionales a partir del 1 de Septiembre y complementarán la formación inicial con 2 sesiones de supervisión grupal a lo largo de la duración de los procesos de mentoring con sus mentees. Las sesiones de supervisión se llevarán a cabo de forma virtual síncrona, en grupos de 6 participantes.

En total cada participante habrá realizado 37 horas de formación y supervisión para desempeñar su rol de mentores organizacionales y acompañar efectivamente a los mentees del programa de mentoring implementado a nivel internacional en su compañía.

El programa formativo tiene una duración total de 37 horas a desarrollar en 5 meses, contando con diferentes actividades y contenidos desarrollados bajo la metodología Integral Generative Mentoring, propiedad de la Escuela de Mentoring :

 

Módulo1.-¿Qué es el mentoring?
Claves de la metodología Integral Generative Mentoring (IGM). Características de la relación de mentoring. Fases del proceso
de mentoring. Estructura de una sesión de mentoring. Crear relaciones con engagement

Módulo 2.- Habilidades del mentor
Las 7 dimensiones del rol de mentor: acompañante, indagador, explorador y amplificador de opciones, informador/consejero/proveedor recursos, impulsor, conector, modelo de comportamientos.
Habilidades clave: formulación de objetivos con encaje, preguntas provocadoras, escucha reflexiva y profunda,
orientar y guiar, inspirar.

Módulo3.-Comunicación afectiva y efectiva
Conversaciones Inteligentes. Pirámide Conversacional. Retroalimentación modelo triple feedback. Aconsejar y dar
ejemplo.

Módulo 4.- Catalizar el cambio
Fases del proceso de cambio y estrategias de intervención en cada fase. Trabajar la ambivalencia al cambio a través de
la motivación. Estilos motivacionales. Acompañar el cambio para ser un catalizador del desarrollo del mentee. Retar

Módulo 5.– Contextología
El contexto como aliado del aprendizaje. Como impulsar el aprendizaje inteligente del mentee.. Aprendizaje
contextualizado de roles. Inteligencia Contextual. Claves para consolidar el aprendizaje y el cambio.

 

Estamos encantados de poder acompañar a este grupo de nuevos mentores y seguir contribuyendo a la implantación del mentoring en diferentes ámbitos y organizaciones.

En Abril del 2021 lanzamos una campaña de Mentoring Pro Bono en colaboración con OMA Perú, Mujeres Líderes de las Américas y Red We-Evolution-Vital Voice Miami para llevar a cabo procesos de mentoring dirigidos a impulsar el desarrollo profesional de jóvenes licenciados/as, así como fortalecer el liderazgo de mujeres profesionales y directivas.

Hemos logrado completar más de 50 procesos con diferentes personas de España, Estados Unidos, Venezuela, Chile, Perú  y Argentina, gracias a la colaboración de nuestras alianzas en esos países.

Desde finales de Mayo de este año 50 personas están disfrutando del  acompañamiento de un mentor/a para trabajar su desarrollo profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fieles a nuestro compromiso de impulsar el desarrollo profesional y el liderazgo a través del mentoring estamos muy orgullosos de este logro que beneficia a todas las partes implicadas en esta colaboración, los mentees y las organizaciones de las que proceden y los mentores que se están formando con la Escuela de Mentoring a través de la Certificación Internacional en Mentoring. 

Los mentores son personas de amplia trayectoria profesional en diferentes campos y sectores de actividad que están cursando su formación como mentores profesionales con la Escuela de Mentoring. Dentro de dicha formación para ser mentor/a profesional deben realizar sesiones prácticas de mentoring supervisadas por el equipo de la Escuela de Mentoring para obtener su titulación. Los procesos de mentoring pro bono se enmarcan dentro de este contexto de prácticas profesionales supervisadas.  Los procesos desarrollados bajo la iniciativa “mentoring pro bono” siguen el protocolo ético y de calidad de la Escuela de Mentoring, se realizan bajo el principio de confidencialidad y se ejecutan bajo el marco de un acuerdo previo entre las partes en el que consta dicha confidencialidad.

Todos los procesos de mentoring se llevan a cabo bajo la metodología Integral Generative Mentoring, que es propiedad de la Escuela de Mentoring y aplicamos en todas nuestras formaciones y proyectos.

Queremos agradecer a OMA Perú, Mujeres Líderes de las Américas y Red We-Evolution-Vital Voice Miami, la confianza, colaboración y apoyo brindado para hacer realidad esta iniciativa tan importante para todos.

El pasado 17 de Junio celebramos un “Taller de Mentoring Grupal by Escuela de Mentoring «Conversaciones con Propósito»” con los Team Managers de RE/MAX Distrito y su Director General, para trabajar la fijación de objetivos dentro del programa “Superate” que ha puesto en marcha la Dirección de la Empresa para impulsar su rol de managers y la mejora en la gestión de equipos y logro de objetivos.

Ha sido un placer acompañar al equipo RE/MAX Distrito en esta sesión de mentoring grupal celebrada en el Centro de Negocios “Espacio Distrito” situado en el Centro de Madrid, donde tiene la sede RE/MAX Distrito. Durante 2 horas hemos trabajado la fijación de objetivos individuales y alineación con el objetivo común del programa “Supérate”, a través de la metodología de Mentoring Grupal creada por la Escuela de Mentoring, que es una forma de trabajo con equipos y grupos que favorece la generación de visiones compartidas, propósito común, estimulación de ideas, co-creación de soluciones, toma de decisiones y compromisos de acción concretos e individuales en torno al propósito común de cambio. Con nuestras dinámicas de mentoring grupal todos los participantes se convierten en agentes de cambio en torno a una visión compartida que quieren impulsar.

El mentoring es aprendizaje de la experiencia a través de la reflexión y la conversación. Es co-creación de aprendizaje entre personas diferentes, cuando lo elevamos al nivel grupal los hallazgos se multiplican.  Con el mentoring grupal los equipos, las personas, las organizaciones aprenden haciendo, conversando, observando, escuchando y además generan compromisos de acción a ejecutar en torno al tema de trabajo u objetivo de la sesión. Por tanto, se produce una alineación de aprendizajes, ideas y acciones. En este caso tras la finalización del taller, cada participante verbalizo y compartió con el resto una acción a llevar a cabo hasta el próximo taller de mentoring grupal y que les hará avanzar en el logro de sus objetivos.

Un nuevo encuentro de “conversaciones con propósito” muy enriquecedor, lleno de reflexiones, ideas y aprendizaje, pero lo más importante de compromisos de acción para liderar cambios en nuestros entornos. Muchas gracias de nuevo a todos los participantes.

Adicionalmente, el taller estuvo dirigido al aprendizaje de la metodología de mentoring grupal para su aplicación por el equipo participante en las siguientes sesiones a realizar dentro del programa “Supérate”.

 

El pasado 24 de Junio, nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel compartió con más de 40 personas de diversos países el encuentro organizado por EMCC Spain para la presentación de su libro  “Mentoring, un modelo de aprendizaje para la excelencia personal y organizacional .

Queremos aprovechar para dar las gracias a todos los asistentes y en especial a Joan Clotet Sulé, Humanismo Digital, por dinamizar la sesión con una magnifica entrevista acerca del libro, y la moderación del ameno debate con los asistentes, así como a Pablo Cardona Soriano, Presidente de #emccspain, por abrir la sesión compartiendo un magnífico resumen del libro.

También agradecer a Beatriz Valderrama, Vicepresidenta de EMCC Spain, por presentar la jornada y a Olivia Verhulst, representante de EMCC Global por toda la ayuda en la organización de este encuentor.

En este enlace puedes ver el vídeo completo de la jornada. 

 

Si quieres conocer en que consiste la labor de un mentor, que es clave para acompañar efectivamente a otros a través del mentoring, sus aportaciones y beneficios, algunas claves sobre  la metodología Integral Generative Mentoring, que describo en el libro e impulso desde la Escuela de Mentoring.no te pierdas la entrevista.

 

Aprendizaje y Mentoring

 

 El mundo líquido en el que estamos inmersos demanda nuevas formas de aprender y adaptarse a los cambios. El mentoring proporciona a personas y organizaciones una fórmula para aprender de una forma ágil, inteligente y estratégica. Este libro te proporcionará la ruta para navegar en la era del aprendizaje. En él descubrirás un modelo para construir relaciones y mantener conversaciones transformadoras. 

         Una conversación de calidad transforma nuestro cerebro, lo expande. El mentoring facilita los procesos de cambio  personales y organizacionales a través de conversaciones que se transforman en decisiones, decisiones que se convierten en acciones, y acciones que producen resultados. Gestionar personas y organizaciones a través de conversaciones tiene un efecto multiplicador del talento.

 

Puedes adquirir el libro  en los siguientes puntos de venta.

Aprovecho esta ocasión para invitaros a participar en el 1º Congreso sobre Mentoring y Coaching que organiza EMCC Spain y que se celebrará los próximos 14 y 15 de Octubre de este año bajo el título “Activando las mentes del futuro”.

 

Te esperamos para seguir conversando y compartiendo sobre mentoring y coaching.

Uno de los criterios que se utilizan para determinar el tipo de trabajo de investigación que un antropólogo debe llevar a cabo es saber si lo que pretende con ello es más bien entender o explicar (distinción útil a efectos de determinar las herramientas de investigación más adecuadas). Esta distinción me parece enormemente relevante, ya que en la conversación de las sesiones de mentoring ambas cuestiones deben de estar necesariamente presentes. En este sentido, tengo claro el rol -predominante- que ha de cumplir cada parte: el mentor ha de entender el discurso del mentee para que éste, finalmente, logre explicarse hasta el punto en que lo que tenía que decir, haya sido finalmente dicho. La paradoja de esto es que el mentee al explicarse logra finalmente entender-se, lo cual cierra un proceso en el que la comunicación interpersonal alcanza los parámetros más áureos posibles.

Es ocasiones (frecuentes) entender implica indagar sobre aspectos que retrotraen al pasado del mentee. Indagar sobre los antecedentes pudiera parecer lo propio de una curiosidad malsana, en el sentido que podemos dar a la actividad de un entomólogo que se obsesiona por diseccionar las vísceras de los animales objeto de su investigación, pero cuando el mentor hace algo así, está asimilando la perspectiva desde la que el mentee habla, intentándose ponerse en el origen de la mirada, para inmediatamente después saber hacia dónde ésta es proyectada. Es una relación muy parecida a la que el antropólogo establece entre la cultura por un lado, y las creencias y actitudes por otro. Y lo hace, precisamente, aplicando esquemas propios del método experimental (ejerciendo la cultura como variable independiente y las creencias y actitudes como variable dependiente). Esa relación de causa-efecto ha de ser, por supuesto, establecida también por el mentor, pero en este caso sustituyendo la cultura por aspectos tan variopintos como las experiencias laborales anteriores o los elementos definitorios de la estructura organizativa en las que se desenvuelve y que condicionan el trabajo del mentee.

Este asunto del conocimiento de las “VI” (cuando estás actúan como claros limitadores) en el trabajo del mentor es terreno abonado para un amplísimo -y a veces parece que interminable- debate. Así es, periódicamente asisto a digresiones sobre si el mentor ha de introducirse en el terreno de la intervención psicológica. Tengo claro que no, pero sí puede y debe retar al mentee a que sea capaz de validar prejuicios y sesgos que le bloquean o directamente le impiden avanzar. Esa petición de validación tiene una capacidad de desactivación nada desdeñable, porque en abundantes ocasiones pone al mentee ante la evidencia del desajuste entre su conversación interior (por ejemplo) y lo que realmente ocurre “ahí afuera”. Y ocurre que a partir de ese análisis se hace consciente de la fuerte carga distorsionadora que pueden arrastrar sus valoraciones.

Todo esto nos lleva al rol del antropólogo como testigo objetivo de la realidad a la que aluden los entrevistados (y que también es escuchada durante el trabajo de campo). Es decir, a la confrontación entre la interpretación de la realidad que hace el mentee y los hechos objetivos con lo que es necesario confrontarla. Evidentemente, y es necesario decirlo, este tipo de tarea es posible llevarla a cabo en un programa de mentoring organizacional con mentores “de la casa”, pero es difícil de llevarla a cabo en otros procesos de mentoring en los que el profesional no comparte experiencia organizacional con el mentee. Como ya he dicho otras veces, si no se confronta las aspiraciones del mentee con las condiciones y posibilidades que el entorno ofrece, como profesionales empezamos a comportarnos como auténticos embaucadores. ¿Qué hacer entonces? Evidentemente, se ha de obtener información suficiente sobre la realidad de esa organización, si no se dispone de ella. Y así como hace el antropólogo, el mentor deberá de representar mentalmente el grado de adecuación entre las expectativas de, por ejemplo, la carrera profesional del mentee con los procesos de promoción abiertos y las vacantes futuras previstas (dentro un horizonte temporal manejable, por supuesto).

Hay otra cuestión donde ambas disciplinas ponen su acento y es en el asunto de la tan traída y llevada empatía. En la formación de un antropólogo es un asunto que también se aborda. Al profesional de la antropología se le invita a no dejarse llevar por un falso señuelo: el de que cuanto más empatice, más logrará entender. Al contrario, el antropólogo entiende plenamente cuando, una vez que ha estado “calzando los mismos zapatos” de los sujetos, abandona de nuevo esa posición y regresa a su posición inicial, para tomar distancia y generar la correspondiente reflexión (una reflexión que habrá de volcar en el correspondientes soporte documental, no nos olvidemos). Ya sabe entonces desde qué perspectiva habla el sujeto de estudio. Por su parte, esa distancia permite al mentor como antropólogo generar el efecto de refracción necesario, es decir, ser “aquello otro” (y no aquello mismo) que el mentee necesita para ser lo más genuino posible en sus respuestas, pudiendo encontrar en el mentor alguien que le ayuda a desenroscar los nudos gordianos de su discurso pero, y este es el quid, a medida que van apareciendo como parte del curso natural de los acontecimientos. Ello busca, además, que su presencia genere la menos distorsión posible en el comportamiento del mentee. Esa es la dimensión del reto: estar plenamente pero sin generar la más mínima entropía en el ánimo del mentee.

En este sentido, un buen profesional del mentoring aprende a desentrañar una letanía implícita en el discurso del mentee, y es la que más o menos viene a decir lo siguiente: Necesito que me escuches, para que al escucharme, yo pueda explicarme enteramente (lo cual en el caso del antropólogo sería algo así como: quiero que me dejes comportarme como lo hago habitualmente, sin que tu presencia me condicione). Ese “quiero que me permitas terminar” es, quizás, una de las más compulsivas necesidades de todos los seres humanos. Necesaria cura de humildad para un mentor que ha de abrazar, incondicionalmente, esa dimensión instrumental de su trabajo. Completar y redondear un argumento -y por ende un discurso- es fundamental para el mentee porque, en caso contrario, medio decir puede ser equivalente a no decir nada.

Evidentemente esto aleja -y mucho- a la antropología -y al mentoring- del mero conductismo. El universo de significados que una persona inviste a sus actos son fundamentales para entender el conjunto de acciones que está en disposición de poder llevar a cabo en el futuro, porque esos significados se nutren de valores, por ejemplo, y los valores expresan lo deseado. Así que, gracias a su identificación, el mentee se proyecta hacia ese futuro, vinculándolo a su deseo y a las recompensas que espera encontrar en él.

Dejo para el final una cuestión que considero constitutiva y característica de todo buen mentor. Recojo para ello enfoques defendidos desde el estudio de la antropología como ciencia social por autores como BertauxHastrup y Hervik y también termino yo de explicar enteramente lo que ya avancé con anterioridad. Si el mentor -como el antropólogo- no quiere perder su identidad, su independencia y su sitio (y me gusta especialmente este último término) y, por tanto, la capacidad para analizar racionalmente el proceso, ha de poseer un potente y sólido conocimiento de sí mismo. ¿Con qué objetivo? Para saber cómo situarse ante sus interlocutores y saber apreciarlos no desde (mi) para sino a partir de (su) desde, sabiendo mantener el quizás más difícil equilibrio: aquel que reduce al mínimo la influencia de sus propios prejuicios y agenda personal y mantiene al mismo tiempo la independencia que le hace ver con nitidez lo que realmente está sucediendo.

Autor: Lucas Ricoy

Mentor Acreditado Escuela de Mentoring

 

(Foto cortesía de Jordan Madrid)

Este mes de Junio puedes disfrutar de nuevo de la oportunidad de conocer de primera mano los contenidos del  libro “Mentoring, un modelo de aprendizaje para la excelencia personal y organizacional , de nuestra Directora Ejecutiva Mª Luisa de Miguel, gracias a EMCC Spain, organización a la que pertenece desde hace años y de la cual es voluntaria activa, así como Coach y Mentora Certificada Nivel Master.

En esta ocasión la presentación será en formato virtual el próximo 24 de Junio a las 18:00 de la tarde, hora España, y está abierta a la participación de cualquier persona interesada en la práctica del mentoring.  En el acto de presentación acompañaran a nuestra Directora Ejecutiva, Pablo Cardona, Presidente de EMCC Spain y Joan Clotet Sulé, Humanismo Digital. Durante la misma conversarán sobre el propósito del libro, la esencia del mentoring, sus aportaciones, las claves de esta práctica para que sea efectiva, el papel del mentor como nuevo agente educativo.

Será un placer de nuevo para nosotros poder compartir todos los beneficios del mentoring y de la metodología Integral Generative Mentoring, que Mª Luisa de Miguel describe en el libro e impulsamos desde la Escuela de Mentoring.

Si quieres inscribirte y acudir a la  presentación  puedes hacerlo a través de EMCC Spain en el siguiente enlace: https://lnkd.in/gCDywaf

Mª Luisa de Miguel

El mundo líquido en el que estamos inmersos demanda nuevas formas de aprender y adaptarse a los cambios. El mentoring proporciona a personas y organizaciones una fórmula para aprender de una forma ágil, inteligente y estratégica. Este libro te proporcionará la ruta para navegar en la era del aprendizaje. En él descubrirás un modelo para construir relaciones y mantener conversaciones transformadoras. 

         Una conversación de calidad transforma nuestro cerebro, lo expande. El mentoring facilita los procesos de cambio  personales y organizacionales a través de conversaciones que se transforman en decisiones, decisiones que se convierten en acciones, y acciones que producen resultados. Gestionar personas y organizaciones a través de conversaciones tiene un efecto multiplicador del talento.

 

 

 

Nos encantará contar contigo y poder conversar sobre el libro “Mentoring, un modelo de aprendizaje para la excelencia personal y organizacional”, que puedes adquirir en los siguientes puntos de venta.

La Revista InfoIndustrial del Colegio de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana dedica uno de los reportajes de la edición de Junio 2021 a hablar sobre el Proyecto de Mentoring “Escuela de Mentores” desarrollado por el citado colegio y en el que he participado como directora de la Escuela de Mentoring, en el que también ha participado Ana Sanjuan, como miembro del equipo de mentores acreditados internacionalmente por la Escuela. 

Comparto algunas de las ideas que he tenido oportunidad de compartir durante la entrevista.

“Para el desarrollo del proyecto de mentorización que el Colegio de Industriales ha puesto en marcha, la entidad ha preparado a los profesionales que se han ofrecido para desarrollar esta actividad y así poder ofrecer un servicio excelente. Y para ello, han elegido a un equipo de profesionales liderados por María Luisa de Miguel, directora ejecutiva de La Escuela de Mentoring, que ofrece una metodología transversal y multidisciplinar, que se vertebra a través de un proceso bien definido. Y precisamente, en un entorno de ingenieros industriales, contar con un proceso es un valor positivo.”

“La metodología que ha aplicado a los alumnos -todos ingenieros industriales y profesionales de larga trayectoria- les ha permitido adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para acompañar de forma efectiva a los mentorizados en su camino hacia nuevos objetivos. De Miguel considera que la metodología INTEGRAL GENERATIVE MENTORING que enseñan y aplican en los procesos de mentorización permite a quienes se inician en ellos aumentar su autoconocimiento, su confianza, seguridad, ampliación perspectivas, ser más estratégicos y efectivos en su aprendizaje y desarrollo y mejorar su creatividad. Pero sobre todo ayuda a “optimizar el proceso de toma de decisiones, objetivos, cambio y aprendizaje”.

 

Jorge Aleix y Carlos Sanchis, mentor y mentorizado respectivamente, insisten en que este proceso es una “herramienta para fijar metas a alcanzar y para determinar el camino para lograrlo”. En algún caso, como el de Lamberto Tudela esta iniciativa le llegó en el momento más oportuno, justo cuando está terminando sus estudios y le están asaltando cientos de dudas. De la mano de Antonio Miranda ha conseguido despejar alguna y está en proceso de ese aprendizaje.

Para Jorge Cejudo, ya en activo, el proyecto de mentorización, junto a Rosa Porcar, le está permitiendo encontrar desde el primer momento “una ayuda para avanzar, o al menos desarrollar con mayor eficacia mi departamento, dentro de mi organización”. Un valor que destacan los protagonistas de este proyecto, como Bayron Guaman es el conocimiento que sobre si mismos les aporta esta mentorización y “qué conocimientos o formación debo tener para poder tener más probabilidad de formar parte de las empresas a las que quiero acceder”. Esas respuestas las está obteniendo de la mano de Jorge Aleix. Y aún más, estos mentorizados sienten orgullo de su elección profesional. Es el caso de José Torres que reconoce que se enorgullece y anima “a seguir adelante con la profesión que escogí, al observar que profesionales como mi mentor -Carlos Borredá- se organizan de forma que encaja con mi forma de ser y de trabajar”

 

Gracias al proceso de mentorización, los colegiados y colegiadas de Ingeniería Industrial aprenden a entender mejor las prioridades que deben establecer en su carrera para alcanzar sus objetivos. Confirman que este proceso les ayuda a conocer mejor sus puntos fuertes en diferentes ámbitos, tanto profesionales como personales, incluidas las habilidades blandas -soft skills- ahora tan valoradas en los entornos profesionales.

 

 

 

Puedes acceder al reportaje completo descargando este archivo. ARCHIVO REPORTAJE COMPLETO

El próximo 11 de Junio, nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel participará en los encuentros “Lecturas para la Dirección” que organiza APD Noroeste para compartir con un grupo de directivos y directivas de la Asociación para el Progreso de la Dirección, las aportaciones del mentoring al liderazgo, el desarrollo del talento y el aprendizaje organizacional.

Durante la jornada presentará su último libro “Mentoring, un modelo de aprendizaje para la excelencia personal y organizacional” Ediciones Pirámide 2019, donde muestra una nueva forma de entender las relaciones, las conversaciones, el aprendizaje, y el desarrollo del talento y las organizaciones. Estará acompañada en su presentación por la Ana Sánchez, Directora APD Noroeste. 

La jornada será en formato virtual de 9:30 a 10:30 y se centrará en exponer los beneficios del mentoring para las organizaciones, especialmente, en lo relativo al aprendizaje en contextos de complejidad. La presentación tiene prevista una duración de 30 minutos para luego abrir un debate de otros 30 minutos con los asistentes a la misma.

Libro Mentoring

El mundo líquido en el que estamos inmersos demanda nuevas formas de aprender y adaptarse a los cambios. El mentoring proporciona a personas y organizaciones una fórmula para aprender de una forma ágil, inteligente y estratégica. Este libro te proporcionará la ruta para navegar en la era del aprendizaje. En él descubrirás un modelo para construir relaciones y mantener conversaciones transformadoras. 

Una conversación de calidad transforma nuestro cerebro, lo expande. El mentoring facilita los procesos de cambio  personales y organizacionales a través de conversaciones que se transforman en decisiones, decisiones que se convierten en acciones, y acciones que producen resultados. Gestionar personas y organizaciones a través de conversaciones tiene un efecto multiplicador del talento.

 

Es un placer poder compartir mis experiencias en la implementación de programas de mentoring en las organizaciones como metodología para optimizar los procesos de aprendizaje, cambio y desarrollo a nivel individual y organizacional.

Compartimos la entrevista realizada a nuestra Directora Ejecutiva, Mª Luisa de Miguel, publicada en la web de EMCC SPAIN con motivo de su acreditación como Master Coach y Mentora.

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar hasta aquí?

La definiría como diversa y llena de experiencias y aprendizajes. Emprendía con 24 años con una empresa de consultoría jurídica, soy Licenciada en Derecho, y a medida que mi empresa fue creciendo y se ampliaba el equipo enseguida me interesaron los temas relacionados con gestión de personas, equipos y liderazgo y comencé a leer sobre management, psicología, inteligencia emocional, recursos humanos.

 

Siempre he estado muy vinculada al mundo asociativo en diversos ámbitos, como voluntaria, y como responsable de proyectos de la Asociación de Directivas y Empresarias de Asturias, tuve la oportunidad de participar en un Programa Europeo Equal promovido por el Gobierno de Asturias y durante 4 años me encargue de liderar las acciones de mentoring para emprendimiento y consolidación de empresas promovidas por mujeres. Ahí fue cuándo descubrí la potencialidad del mentoring para generar cambios, lograr metas, empoderar a las personas y me atrapó hasta tal punto que hace 4 años vendí mi primera empresa para dedicarme por entero a la Escuela de Mentoring, que fundé en el 2002. En el 2011 comencé también a ejercer como coach ejecutiva tras haberme certificado en el 2010.

 

¿Qué significa para ti esta acreditación de EMCC?

El reconocimiento a muchos años de práctica profesional como mentora y coach, apostando por el rigor y la excelencia aplicando unos estándares éticos y de calidadY también el reto de hacer introspección y retrospección sobre todos los procesos con clientes llevados a cabo en estos años, algo de lo que he aprendido mucho.

 

¿Cuáles son tus planes de futuro?

Seguir aprendiendo a ser mejor mentora y coach, contribuir a poner de relieve los beneficios que estas disciplinas aportan a las personas y la sociedadPotenciar la figura del mentor como nuevo agente educativo a lo largo de toda la vida y en todos los ámbitos de la misma.  Investigar para seguir mejorando la práctica del mentoring y el coaching y divulgar los descubrimientos, nuevas aplicaciones y resultados.

 

¿Cómo ves el panorama del Coaching y Mentoring en la actualidad?

Mi visión es que son prácticas de acompañamiento que pueden aportar mucho valor a personas y organizaciones en momentos en los que hay que enfrentar retos y tomar decisiones importantes, que trasladan además el valor de aprender y crecer juntos, apoyándonos unos en otros. Además el entrenamiento de coach y mentor tiene mucho que ver con la gestión de la complejidad, la incertidumbre, la apertura y la flexibilidad y todas ellas son características clave hoy en día para abordar las demandas del entorno, con lo que podemos ser guías excelentes para que otros las aprendan.

 

¿Cuál es tu enfoque de Coaching y Mentoring? ¿Cuáles son tus especialidades?

Mi enfoque es multidisciplinar en torno al concepto de desarrollo humano y la idea de aprendizaje inteligente, basado en la consideración incondicional positiva, que impulsó Carl Rogers, con el uso de la conversación, el lenguaje y la relación como pilares del crecimiento y florecimiento humano. En base a todo ello he creado una metodología propia “Integral Generative Mentoring” que es con la que trabajamos en la Escuela de Mentoring, tanto a nivel individual como organizacional, y que explico en  mi último libro “Mentoring, un modelo de aprendizaje para la excelencia personal y organizacional”. Ediciones Pirámide 2019.

 

Trabajo el coaching ejecutivo. En el mentoring mi ámbito de práctica es tanto a nivel individual como organizacional y prácticamente en todos los ámbitos de actividad y sociales (empresa, educación, emprendimiento, orientación vocacional, deporte, ONGs..) y con un espectro de edad que va desde niños a 3º edad.

 

¿Cuáles son tus mejores cualidades como coach o mentor? ¿Qué es lo que tú aportas de forma distintiva en los procesos de coaching o Mentoring?

Si me baso en los feedback de mis clientes: las preguntas que formulo generan mucha reflexión e insight, incluso después de las sesiones, la escucha, el acompañamiento cercano y ausente de juicios, la claridad y orden mental que les aporto, mi intuición para saber donde, cuándo y donde intervenir y hacerles avanzar y la forma en que comparto mi experiencia.

 

Desde mi punto de vista creo que la comprensión y el uso del humor.

 

Un consejo para quienes se plantean acreditarse por EMCC

Que es una oportunidad para reflexionar sobre su práctica profesional como coachs y mentores, de aprender, de elevar el nivel de exigencia que requieren ambos roles, conocer a otros compañeros de la EMCC con los que compartir, aprender y generar sinergias. Además me parece importante transmitir la idea de someternos a unos estándares éticos y de calidad comunes.

Emprendí con 24 años recién cumplidos y vengo de una familia de empresarios/as. Desde los 24 años me vincule al mundo asociativo empresarial porque me parecía la forma más rápida de aprender sobre como gestionar una empresa: aprendiendo de otros, conversando con otros, observando a otros que ya lo eran y tenían más experiencia que yo en ese ámbito y rol. Durante muchos años estuve muy implicada en el asociacionismo empresarial y confieso que en algunos aspectos imbuida por el ambiente y por su lenguaje, un lenguaje que tiende a llevarlo todo a términos de mercado, productividad, producto, máquinas, dinero. Nunca me presente como empresaria porque nunca me sentí como tal, para mí tener una empresa, haberla creado, ser su propietaria, dirigirla era exactamente eso «tener una empresa», no ser empresaria. Será también porque para mí tener una empresa es una forma de canalizar mis proyectos, mis propósitos, no lo que soy. No es el que, es el como o la forma de recorrer el camino.

Te cuento todo esto porque siempre hubo algo con lo que no acaba de encajar en el mundo de la empresa, de una forma natural me fui distanciando de los eventos de networking empresarial, de las asociaciones empresariales y con el tiempo le puse nombre a esto que no encajaba y era el lenguaje, un lenguaje que como digo me parece que nos convierte en productos, en objetos, en cosas y nos deshumaniza. «Hay que saber venderse» es una de esas frases que se repiten y que generan rechazo en muchas personas, ¿realmente las personas tienen que venderse? ¿somos mercancía? Otra cosa distinta es que una persona que quiere obtener un contraprestación dineraria por lo que hace tenga que mostrar lo que hace y atraer la atención sobre ello y poder hacer ver que aporta el valor que el otro necesita y está dispuesto a pagar por ello. Pero ¿eso es venderse? ¿es la mejor forma de expresarlo? El lenguaje no es neutral, crea realidades y la pregunta es si quiero crear una realidad en la que soy un producto/mercancía o una realidad en la que soy un ser humano que con su talento aporta un valor que otros necesitan y, por tanto, contribuye con mi valor a aportar valor. Y con valor no me estoy refiriendo a valor monetario, que se traduzca en ello es otra cosa también. A algunos les podrá parecer lo mismo, a mí no. El lenguaje no es inocente, tiene intencionalidad, la de crear una imagen del mundo, de la realidad, de las cosas y de las personas. Desde luego yo no quiero que la imagen que se cree de mi sea la de un producto y mucho menos quiero que mi valor como persona o el valor de lo que hago esté supeditado al estándar del dinero, a cuanto gano, cuánto cobro o cuánto tengo. Lo cual tampoco significa que no pretenda ganar dinero con lo que hago. Dicho todo esto, soy consciente de que en muchas ocasiones yo misma caiga en el hechizo económico y mercantilista al expresarme, procuro también ser cada vez más consciente de ello y ser guardiana de mis palabras.

Nuestro lenguaje forma nuestras vidas y hechiza nuestro pensamiento. Albert Einstein.

El lenguaje al nombrar algo, destaca ese algo, lo hace real, sale de la oscuridad a la luz y es a partir de ese momento cuando se puede intervenir sobre ello. En función de lo que se muestre, es lo que se ve y es como se trata y de todo ello derivan los resultados. Si con el lenguaje utilizado estamos mostrando la idea de que somos un producto en lugar de una persona, nos tratarán como a productos, nos acabaremos mercantilizando.

Los productos se etiquetan, se les pone un nombre y una pegatina (u otro medio de etiquetado), donde se dice cuál es su composición. Al etiquetarlos los marcamos dentro de unos límites, son eso y no son otra cosa y tampoco lo pueden ser, porque esa etiqueta crea una certeza y una garantía de que lo que pone en ella es lo que es y no otra cosa y que, por tanto, el resultado que esperamos encontrarnos y conseguir es ese y no otro.

Dice Alenxandre Jollien, en su libro «El oficio de ser hombre» que cuando la persona desaparece bajo la etiqueta que le adjudicamos la reducción de nuestra mirada se convierte en un peso muy grande que magulla la personalidad y abre secretas llagas. La etiqueta puesta parece no poder despegarse y lleva implícita no solo atributos sino también efectos. ¡ Cuántos diagnósticos tajantes encierran, reducen y condicionan toda esperanza!

Utilizo con frecuencia este vídeo sobre un experimento real con 6 fotógrafos y el efecto de las etiquetas en la mente de las personas, en su comportamiento y en los resultados. Y lo utilizo, muy especialmente, cuando trabajo con personas jóvenes que acaban de finalizar sus estudios y buscan su primera oportunidad laboral relacionada con ellos. Siempre les transmito la idea de «sois más que un título», porque un título también se acaba convirtiendo en una etiqueta que nos impide mostrar otras muchas más cosas que somos y aportamos y, por tanto, impide a los demás ver más allá del título.

 

Las etiquetas nos impiden comprender el misterio que habita en cada persona. Alexandre Jollien

No desconozco el hecho de que etiquetar, en el sentido de clasificar, es una herramienta mental que el ser humano utiliza para reducir la complejidad que supone gestionar la amplitud de la realidad, para poder abarcarla mejor y con ello manipularla mentalmente como información para dar una respuesta, pero lo que es una estrategia no puede terminar convirtiéndose en una verdad absoluta, en un sesgo, porque entonces ya no sólo no nos es útil y nos limita, sino que nos perjudica y perjudica a otros. La simplicidad que aportan las etiquetas se acaba convirtiendo en simpleza y la simpleza reduce la riqueza de la diversidad, de la variabilidad, de la posibilidad del misterio, del descubrimiento, del asombro, de la sorpresa. Con ello estamos limitando la estimulación intelectual, el reto que supone descubrir algo nuevo antes no captado y el aprendizaje que genera tener que enfrentarnos a ello. Cuando trabajamos con personas lo fácil, lo rápido y lo cómodo es etiquetar, ahora bien, no es lo que más valor aporta a ninguna de las partes, a la relación y a lo que pretendamos lograr. Porque si me quedo en lo aparente me estoy perdiendo la oportunidad de imaginar, de explorar, de descubrir lo que puede haber más allá. Me estoy perdiendo la posibilidad de engrandecer mi pensamiento y mi vida.

«Vive la vida, vívela en la calle y en el silencio de tu biblioteca. Vívela con los demás, que son las únicas pistas que tienes para conocerte»Extraído del poema  incluido en «Por fuertes y fronteras» de Luis Alberto de Cuenca.

En la metodología que promuevo para acompañar los procesos de aprendizaje, cambio y desarrollo de las personas y las organizaciones a través del mentoring, huimos de etiquetas, test y clasificaciones, lo que no significa obviar la existencia de unas tendencias en las personas que para su mejor comprensión y trabajo con ellas se ordenan en taxonomías o clasificaciones. Ahora bien, tenerlas en cuenta es usarlas como unas referencias o coordenadas que nos pueden ayudar a captar mejor y comprender a las personas para acompañarlas, pero nunca a etiquetarlas. Porque al etiquetarlas les impedimos expresarse en su totalidad y diversidad, en sus posibilidades de ser y de ofrecer otros registros, o mostrar otros prismas y destellos. Al etiquetarlas las limitamos, las encarcelamos.

 

El etiquetado deriva de una obsesión por la estandarización que es más propia de los productos fabricados en masa, todos perfectamente iguales en base al molde creado, un molde rígido inamovible, ideado y contruido por otros. Lo que no responde al estándar no es normal, no vale, se desecha. Este modelo de pensamiento acerca de lo que es normal y no es normal en base a que encaje en el molde previamente decidido como ideal, por no se sabe quien, nos reduce, nos limita, nos convierte en objetos estandarizados, elimina nuestra originalidad, nuestra autenticidad, nuestra esencialidad, nuestra libertad, sin contar sobre como influye en nuestra autoestima. Y claro está si no encajas en el estándar quedas excluido de la normalidad, estás fuera de los márgenes, acabas estando marginado, siendo excluido. Lo triste de todo esto es que, como dice Alexandre Jollien, «cada uno de nosotros somos un caso social único, un espécimen y ejemplar irrepetible, una deliciosa excepción» pero la excepcionalidad de cada ser humano, que es nuestra grandeza, acaba siendo nuestra tortura. No me extraña que el gran Ortega y Gasset dijera que «Ser un héroe consiste en ser uno mismo».

 

 

Siento que la influencia del etiquetado es tal en nuestras vida, que nos hemos convertido en yogures, ya no basta con ser yogurt, no basta con ser persona, tenemos que tener  sabores, cereales, semillas, fruta, bífidus activo, estar hechos con leche de cabra, oveja, vaca, sin lactosa, ser griegos, búlgaros, kéfir, es decir, tenemos que añadir apellidos, adjetivos, medallas, títulos…. No es que diferenciarse a nivel de lo que hacemos o podemos aportar esté mal, el problema está cuando todo eso está por encima de ser persona, de ser humano, nos hace olvidarnos de lo esencial y nos impide ver más allá de esas etiquetas. O nos impide conectar con lo que nos une y nos centramos solo en lo que nos diferencia. También nos reduce, porque si somos yogurt sin lactosa no lo somos con lactosa, y si lo somos griego no los somos búlgaro, y las personas más que ser estamos siendo, tenemos muchas posibilidades de ser. A lo que se añade que en muchos casos, al igual que ocurre con los yogures, el etiquetado que nos ponemos depende de las modas que crean otros, y de lo que otros (el mercado) dicen que tenemos que ser, lo cual nos acaba llevando a la esquizofrenia del cambio personalque suele acabar desembocando en «ya no se quien soy», «no se lo que quiero», «no se que hago aquí», «no encuentro sentido a lo que hago, a mi vida….».

Cuando organizamos nuestro mundo poniendo etiquetas a la realidad corremos el peligro de dejar de ver la realidad y solo ver las etiquetas. Y el gran peligro de las etiquetas es que cuando las ponemos o las adoptamos estamos atribuyendo a los demás y al mundo las características de nuestro mundo mental, con lo que acabamos viviendo atrapados y limitados en un mundo que no es real, sino construido por nosotros en nuestra cabeza.

Autora: Mª Luisa de Miguel

Directora Ejecutiva de la Escuela de Mentoring