Artículo publicado por Rosana Macías que señala los beneficios del mentoring en la gestión del conocimiento y la innovación dentro de las organizaciones.

Ver documento

El 24 de Mayo del 2007 se presentó en el Club de Prensa de La Nueva España de Oviedo, el Programa de Mentoring para la consolidación de Empresas Noveles, promovido por la Asociación de Empresarias de Asturias (ASEM), y dirigido por Mª Luisa de Miguel, Directora Ejecutiva de la Escuela de Mentoring.

Mª Luisa de Miguel, presento el programa e impartido una conferencia sobre la importancia del mentoring en la consolidación empresarial, acompañada del Presidente de la FADE y del Director General de Autónomos.

Desde el año 2002, ASEM ha apostado por el mentoring como método para favorecer el tránsito al mundo empresarial de las emprendedoras, como herramienta para desarrollar y fortalecer las capacidades de gestión y las habilidades requeridas en los negocios, todo lo cual contribuye a que las empresas jóvenes puedan encontrar su hueco en el mercado, crecer y consolidarse.

Y hemos apostado por los PROGRAMAS DE MENTORADO, no sólo porque hay multitud de experiencias a nivel internacional que los avalan, sino porque sin duda alguna encierran y transmiten la filosofía de nuestra Asociación:

  • –  Una Asociación que cree en el talento de las personas, con independencia de edad, procedencia posición, trabajo, características personales. En el talento al servicio de los demás, de la sociedad, por ello ASEM mima a las personas, creando un clima que favorece el alumbramiento, como diría Sócrates, de ese talento, sabedora de que el talento cuando aflora y se une a otros talentos, al igual que las personas, se reproduce y se multiplica y es capaz de llegar a sitios insospechados.
  • –  El mentoring, un método de aprendizaje a través de la experiencia, la experiencia de nuestras mentoras que transfieren todos su saber hacer a las empresarias que comienzan, las introducen en su círculo de relaciones, las acompañan en sus primeros pasos, comparten sus temores, sus dudas, refleja de forma clara nuestros valores : COOPERACION, CRECIMIENTO SOSTENIBLE , HUMANIZACION DE LA EMPRESA, CONCILIACION.
  • –  Hoy en día está de moda la RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS EMPRESAS, no se si tanto por verdadero convencimiento de su necesidad, como por estrategias de imagen. Para las empresarias que formamos ASEM, nuestra responsabilidad es transmitir la cultura empresarial, es poner al servicio de las emprendedoras nuestra experiencia, nuestro conocimiento para que puedan desarrollar su proyecto en las mejores condiciones, con las mayores garantías de éxito y conviertan ese proyecto en una empresa consolidada que cree riqueza y empleo.

No hacerlo, sería utilizando palabras de José Antonio Marina, un fracaso de la Inteligencia personal y social, pues la inteligencia, debe estar dirigida al bien común, a desarrollar, construir y para ello debe compartirse y ponerse al servicio de………… Si nuestra mayor experiencia, nuestro mayor conocimiento, nuestra mejor posición solo la utilizamos en nuestro propio beneficio o en el perjuicio de los demás, estamos fracasando como personas inteligentes. El trabajo como Mentoras es nuestra contribución a la sociedad.

Por todo ello, estamos hoy aquí, iniciando con 15 empresarias noveles, con empresas ya constituidas o a punto de hacerlo y que no tienen más de 3 años de antigüedad, nuestro segundo proyecto de mentoring estructurado, gracias a la co- financiación de la Dirección General de Autónomos y Autónomas, que también ha creído en este proyecto, como creemos en vosotras, en vuestro potencial, en vuestras posibilidades de salir adelante.

Sin embargo somos conscientes de que el salto al mundo de la empresa no es fácil, que es un ámbito nuevo y desconocido para la mayoría de vosotras, que la preparación técnica no es suficiente para sobrevivir, por que eso que llamamos “ CULTURA EMPRESARIAL” está formada por un conjunto de normas no escritas que se transmiten generación tras generación de forma no expresa entre los miembros que conforman el colectivo, normas no escritas que se tardan años en conocer, descifrar, así como la tupida red de relaciones que mantiene esa cultura.

No queremos que todo ello acabe con vuestra ilusión, con vuestra energía, con vuestra motivación, no queremos que se desperdicie uno solo de los talentos que cada una de vosotras encerráis, porque sería una pérdida de recursos, los más importantes las personas, que no nos podemos permitir. Sin olvidar, que el Gobierno del Principado está invirtiendo grandes esfuerzos personales y económicos en el apoyo a los emprendedores/as, y si de cada 10 empresas que se inician, solo 3-4 a lo sumo perviven después de los 3 años, la rentabilidad de la inversión no parece muy atractiva.

Durante los meses que dura el programa, vais a contar con el apoyo, consejo y guía de UNA MENTORA, vuestra mentora:

-que facilitará vuestra introducción en la red de relaciones empresariales, favoreciendo vuestra adaptación y socialización.

-Os transferirá su experiencia como empresaria, lo que os ayudará en la toma de decisiones, en la resolución de problemas, en la gestión del día a día de vuestro negocio.

-Reforzará vuestra confianza, disipará vuestros miedos, despejará vuestras dudas, posibilitará en definitiva que despleguéis todo vuestro potencial.

Disponéis de un crédito de 10 horas a lo largo de esos meses, para las sesiones de trabajo presenciales con vuestra mentora, y es un crédito porque tenéis que aprender a utilizarlo bien, ni excederos en el límite, ni desaprovechar el crédito, para ello os hemos pedido que identifiquéis un objetivo sobre el que trabajar, os hemos movido a priorizar y centrar el esfuerzo en un punto concreto.

No obstante el mentoring se base en un proceso de aprendizaje personalizado, que es único para cada persona, la mentora irá adaptándose en dicho proceso a vuestras necesidades, tanto en la duración de las sesiones presenciales, la frecuencia de las mismas, el cambio de objetivo, el ritmo del plan de trabajo, los recursos utilizados para favorecer vuestro desarrollo y aprendizaje.

Además de las sesiones presenciales, vuestra mentora será accesible vía correo electrónico y teléfono para consultas puntuales, para facilitaros información.

Pero el resultado del mentoring no depende solo del buen hacer de la mentora, si no que requiere una total implicación y compromiso por vuestra parte, sois las dueñas de vuestro aprendizaje, las protagonistas, si no estáis dispuestas a vencer vuestros miedos, a desterrar creencias limitadoras, a desaprender y aprender, a adoptar nuevos comportamientos, a pensar, a buscar nuevas alternativas, a trabajar duro, todo habrá sido una pérdida de tiempo.

No esperéis que vuestra mentora os solucione vuestros problemas, sois vosotras las que debéis solucionarlos, decidir la alternativa a seguir, después de haber buscado y analizado varias. Vuestra mentora os ayudará a generar alternativas, os indicará donde buscar, con quien hablar, os ayudará a evaluar esas alternativas, os contará su experiencia en casos similares, pero nunca os dará la respuesta ni decidirá por vosotras.

Al final del proceso debéis estar en disposición de caminar solas, de poder enfrentaros a cualquier situación y problema, con confianza, con seguridad, tener una visión más amplia, detectar oportunidades, priorizar, planificar y ejecutar, porque en definitiva eso es lo que hacen todos los días los empresarios y las empresarias.

Si el proceso ha sido un éxito, vuestra sensación debe ser: Aumento o refuerzo de vuestra AUTOESTIMA, SEGURIDAD, CONFIANZA en vosotras mismas, mayor RESISTENCIA ante las dificultades, los problemas, la carga de obligaciones.
Vuestro circulo de relaciones habrá aumentado, y vuestra facilidad para generarlas también, no tendréis sensación de soledad o aislamiento.

Descubriréis que sabéis más, que os atrevéis a más, que pensáis con más agilidad.

Esto es lo que ofrecemos, en esto consiste el mentoring, es un método que acelera el proceso de aprendizaje y adaptación de las personas, que permite desplegar todo su potencial, maximizar las fortalezas y manejar las debilidades, a través de una relación personalizada entre mentora-mentorizada, que se basa en la transferencia de experiencias, y conocimiento no tácito.

Si queremos EMPRESAS CONSOLIDADAS tenemos que empezar por favorecer que el aprendizaje empresarial de los nuevos empresarios sea lo más corto y efectivo posible, porque el desembarco al mundo de la empresa supone un proceso de adaptación en el que hay que adoptar nuevos comportamientos para poder interactuar adecuadamente y sobrevivir en el nuevo medio, podemos aprender los nuevos comportamientos mediante la técnica del ensayo-error, que a unos les resultará más afortunada que a otros, si contamos con alguien de adentro los ensayos se reducirán y por tanto la adaptación será más rápida y nos permitirá estar en posición de desarrollo de desplegar nuestro saber hacer mucho antes. Tras el desarrollo viene la consolidación, entendida como :

  • –  Aumento capacidad de crecimiento
  • –  Posicionamiento claro y definido en el mercado
  • –  Mejora rentabilidad
  • –  Estabilidad económico-financiera
  • –  Capacidad de innovación
  • –  Flexibilidad y adaptabilidad ante los cambios

    El éxito de nuestro proyecto es el éxito de vuestras empresas, su CONSOLIDACION.

La Doctora Lilia Granillo ha publicado este interesante artículo en la Revista Femumex, en el que se destaca la importancia y beneficios del mentoring en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de oportunidades.

Ver artículo

Artículo de Bek Ramirez publicado en Gestiopolis, que aborda la necesidad de introducir el mentoring en la filosofía empresarial.

Ver artículo

Diversos estudios de investigación en el ámbito de la Psicología Positiva revelan la importancia de descubrir nuestras fortalezas y trabajar en ellas. Lastima que nuestro sistema educativo se empeñen en meternos en un traje que ni nos gusta, ni nos sienta bien, y nos incomoda. La educación debería guiarnos para descubrir lo que Ken Robinson llama nuestro elemento y vivir en, por, para y con el.

Necesitamos una educación que potencie lo artístico para saber apreciar toda la belleza que existe a nuestro alrededor. Una educación basada en la colaboración, en compartir y en el sentido de comunidad para experimentar la gratitud hacia lo que los otros nos dan. Una educación que se focalice en lo positivo, en lo que potencia y suma y no en los errores, lo que falta pues el optimismo impulsa y el pesimismo retrae. Una educación basada en el juego como fuente de disfrute y aprendizaje, aprender tiene que ser divertido, no una carga y obligación que al final lastra nuestro sentido del humor y la capacidades de reinos hasta de nosotros mismos.

Una educación en la que la espiritualidad no sea impuesta por ninguna religión, sino que fomente una espiritualidad personal, que no es otra cosa que vivir la vida con un sentido de transcendencia, de que estamos aqui para algo mas que pasar, o para lograr lo máximo para nosotros mismos. Cada uno de nosotros tenemos una misión, estamos aqui para dejar algo cuando nos vayamos, algo para los demás, y ese algo tiene que ver con lo mejor de nosotros mismos, con nuestros dones personales e intransferibles, que nos hacen únicos y son la razón por las que hemos venido al mundo.

Por suerte hoy en día existen practicas como el mentoring y el coaching que están ayudando a muchas personas a descubrir y vivir desde su elemento, desde sus fortalezas. Si bien estos nuevos enfoques se están utilizando demasiado tarde, pues están muy extendidos entre la población adulta y en el mundo de la practica profesional para mejorar el rendimiento. Estamos desaprovechando su potencialidad, tenemos que aplicarlos desde que comenzamos a formarnos como personas, para centrar todo nuestro proceso de desarrollo en nuestro potencial, en nuestras fortalezas, en nuestro elemento.

Puedes descargar este interesante artículo sobre “El estudio científico de las fortalezas trascendentales desde la Psicología Positiva” en este PDF. Ver en PDF

Compartimos este artículo publicado en el periódico La Nación, en Argentina, que aborda diversos ejemplos de programas de mentoring llevados a cabo en empresas como IBM, Walt-Mart, Grupo ASSA, Procter & Gamble, entre otras.

Ver artículo

La Directora Ejecutiva de la Escuela de Mentoring, Mª Luisa de Miguel, participó como ponente en las Jornadas Empresariales de la Feria Internacional de Muestras de Asturias, com una conferencia sobre el mentoring como estrategia para el desarrollo del espíritu emprendedor. Reproducimos a continuación el contenido de la conferencia:

Europa necesita fomentar el dinamismo empresarial de un modo más eficaz, necesita más negocios nuevos y prósperos que deseen beneficiarse de la apertura de mercados y embarcarse en empresas creativas e innovadoras, esta afirmación tan contundente resume en pocas palabras el reto que la Unión Europea se ha marcado para los próximos años: FOMENTAR EL ESPIRITU EMPRESARIAL todo lo cual viene recogido en el Libro Verde del Espíritu Empresarial publicado por la Comisión el 21/01/03.

Y por qué se insiste tanto en esto del espíritu empresarial, porque si queremos cumplir con el reto de crear 15 millones de nuevos puestos de trabajo para el 2010 (Reto planteado por el Consejo de Lisboa) necesitaremos crear un entorno favorable en el que se favorezca la inversión y la creación de empleo y eso solo lo hacen los empresarios.

El espíritu empresarial es, sobre todo, una actitud en la que se refleja la motivación y la
capacidad del individuo para llevar adelante una idea o proyecto en los que cree, idea o proyecto que en el ámbito empresarial se traduce en identificar oportunidades para producir nuevo valor en el mercado, actuar en un mercado ya existente competir en él y cambiarlo o dar lugar, incluso, a la creación de nuevos mercados. Para que una idea empresarial sea un éxito es necesaria una capacidad de combinar la creatividad o la innovación con una gestión sólida y de adaptar el negocio de modo que su desarrollo se vea optimizado durante todas las fases de su ciclo de vida. Esto va más allá de la gestión diaria: afecta a la estrategia y las ambiciones de la empresa.

El espíritu empresarial forma parte del talante de las personas, sus elecciones y sus acciones al crear, adquirir o poner en funcionamiento una empresa, e incluso diría a la forma de encarar la vida.

La creación de empleo se concentra cada vez más en las empresas nuevas y pequeñas, y no en las grandes. Pero la importancia del espíritu empresarial no está únicamente en el ámbito económico sino también en el social pues el estímulo de la actividad económica y la creación de empleo contribuye también a mejorar la cohesión social

Sin embargo Europa está por debajo de EEUU en dinamismo empresarial, pues por término medio, las empresas estadounidenses nacen más pequeñas que las europeas, pero la expansión (del empleo) entre las nuevas empresas de JUL. es muy superior en los años siguientes a su creación. Los empresarios de EE.UU. parecen tantear el mercado empezando a pequeña escala y, si las cosas van bien, se expanden rápidamente; en cambio, en Europa son muchas las ideas empresariales que nunca llegan a ver la luz, pues su viabilidad se ve cuestionada incluso antes de probar suerte en el mercado.
El reto al que se enfrenta la Unión Europea consiste en identificar los factores clave para crear un clima en que puedan prosperar la iniciativa y las actividades empresariales

Y este reto se ha abordado con una serie de medidas entre las que podemos citar:

– Subvenciones
– Financiación privilegiada ( créditos blandos, micro créditos, sociedades de capital riesgo, sociedades de garantía recíproca, inversión privada)
– Concursos de ideas y proyectos
– Formación
– Programas de Apoyo : Iniciativas Equal, Viveros de Empresas
– Legislación: Incentivos fiscales, modificación normativa sobre quiebra e insolvencia y sociales
– Reducción de los trámites administrativos : Ley Sociedad Limitada Nueva Empresa, Ventanilla Única
De todos estos recursos para emprender yo destacaría como líneas a explorar, además de la financiación vía préstamos blandos y vía inversión privada, las TUTORIAS EMPRESARIALES por entender que son las que generan un verdadero espíritu empresarial en el que el emprendedor asume el riesgo y las riendas de su iniciativa, toma decisiones y aprende a encarar el futuro. Estas TUTORIAS EMPRESARIALES que consideramos uno de los mejores recursos para los emprendedores las entendemos como una herramienta de aprendizaje y no como actividad de asesoramiento en la elaboración del plan de negocio.

Hasta la fecha la tutoría empresarial se ha identificado con una asistencia técnica en la que un PROFESIONAL presta asesoramiento al emprendedor para elaborar su plan de negocio y poner en marcha su empresa, haciendo mucho más hincapié en el proyecto que en la persona, de hecho lo que se analiza es la viabilidad del proyecto. Ello probablemente consecuencia del gran déficit educativo que arrastramos donde la información y enseñanzas sobre el mundo de la empresa son inexistentes. Parece incompresible que si existen dos alternativas de desarrollo profesional trabajo por cuenta ajena y trabajo por cuenta propia, y que para cada una de ellas se exigen unas habilidades y capacidades diferentes, y las reglas de acceso y de desarrollo son también diferentes, hasta no hace pocos años cuando una persona finalizaba sus estudios ni se planteaba desarrollar sus conocimientos a través de la creación de una empresa. Ahora eso va cambiando en parte por la cantidad de recursos y esfuerzos que desde los poderes públicos se están desplegando para crear más empresas y en parte por las altas tasas de desempleo que existen en España, pero de nuevo el que se ve atraído por la empresa se enfrenta a una nueva laguna, nadie le ha preparado para ser empresario, no se conoce como estudiar si una idea es viable, que condiciones debe reunir un empresario, que pasos hay que seguir, y lo más importante aún que es lo que hace un empresario, cual es su trabajo diario.

Hay que dar un salto y se convierte en un salto al vacío, nadie te tiende un puente. Para facilitar este tránsito los programas de apoyo han establecido formación y asesoramiento para emprender y hasta la fecha en eso han consistido las tutorías, todas ellas centradas en el antes del salto, pero y después. Una vez que yo pongo en marcha mi empresa tengo suficiente con esa formación y asesoramiento recibidos donde lo que me han enseñado es a realizar un estudio de mercado, una cuenta de pérdidas y ganancias.
Al final todo esto es reflejo de nuestra educación donde el énfasis se ha puesto en la información y en la memorización, más que en el conocimiento, las habilidades, la comprensión que son las que nos prepararan para tomar decisiones. Nos enseñan a qué pensar y a confiar en la memoria, en vez de enseñarnos cómo pensar y como distinguir lo bueno de lo malo y de lo indiferente, porque en definitiva el arma más poderos que tenemos para encarar la vida en todas sus facetas en saber tomar decisiones y asumir las consecuencias de las mismas.

Estas carencias educativas, se han intentado suplir en lo que a los emprendedores se refiere por los organismos públicos estableciendo programas en los que se imparte formación para crear empresas y se apoya técnicamente en la elaboración del plan de negocio, pero de nuevo en estos programas se comenten errores:

– la formación recibida es demasiado teórica y en la mayor parte de los casos viene dada por gente ajena al mundo de la empresa
– en la elaboración del plan de negocio el experto que hace de asesor, tutor o guía, no tiene experiencia como empresario, se trata de personal contratado por el organismo público promotor del programa que puede o no tener experiencia en el campo del asesoramiento
– la labor que se desarrolla es de asesoramiento y no se fomenta el comportamiento proactivo del emprendedor con lo que el dueño del proyecto a veces es más el asesor que el propio emprendedor, así mismo a veces se corre el peligro que por tener que demostrar unos resultados se sobre apoya o impulsan proyectos en los que si bien la idea puede ser madura y viable no existe madurez ni viabilidad en el promotor.
– En todos los casos esta labor de asesoramiento o tutoría se limita a desarrollar el plan de negocio y poner en marcha la empresa y a partir de aquí el emprendedor se queda solo.

Todos sabemos pues existen múltiples estudios al respecto que el 80% de las empresas que se crean desaparecen en los 3 primeros años de vida, parece ser si analizamos los datos estadísticos que se están creando más de 335.000 empresas cada año en España de las cuales 275.000 desaparecen en los 2 primeros años el problema no reside en la creación sino en el mantenimiento, y hasta ahora no se han establecido soluciones al respecto. Según Nicolás Hernández, director del Instituto Cameral la existencia de una acompañamiento activo en los años iniciales que son los más críticos para la supervivienda de la empresa reduce el índice de mortandad al 16%, y aquí es donde debemos centrar todos nuestros esfuerzos.

A mi juicio para conseguir la pervivencia de las empresas en el mercado hay que atacar tres frentes:

a) Reducir la situación de aislamiento del emprendedor en sus inicios y su falta de conocimiento de las reglas del juego del mundo empresarial
b) Capacitar a los emprendedores para gestionar
c) Aprender a aprender

MENTORING, APRENDIZAJE CONTINUO

Una de las herramientas para conseguirlo es el Mentoring, una vieja fórmula de desarrollo personal que ha sido desempolvada en nuestros días por el mundo de la empresa en el área de la gestión de los recursos humanos pero que se aplica en muchos otros ámbitos de la sociedad.
Por realizar una definición sencilla pero que encierra toda la verdadera esencia de lo que para mí significa el Mentoring, diría que MENTORING es una herramienta para el APRENDIZAJE CONTINUO, y aquí me gustaría acudir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua para definir el concepto de APRENDIZAJE: Proceso en que se adquiere la capacidad de responder adecuadamente a una situación.

Me gustaría centrar esta charla en este concepto de aprendizaje pues el verdadero objetivo que pretendemos alcanzar con las tutorías empresariales que estamos desarrollando y que ya hemos desarrollado en años anteriores es el de que las emprendedoras y empresarias noveles aprendan a moverse con éxito en el mundo de la empresa.

Sobre el Aprendizaje continuo se han escrito libros, existe una Iniciativa Europea sobre el Aprendizaje continuo, en 1998 se celebro la Conferencia Europea del Aprendizaje Continuo y fruto de todo ellos organizaciones como la UNESCO o la OCDE están desarrollando planes para introducir en su campo de influencia el aprendizaje continuo.
Uno de los mayores expertos sobre el tema y autor de varios libros sobre la materia NORMAN LONWORTH llama al siglo XXI el Siglo del Aprendizaje.

Aprender por diferencia a enseñar o a formar comienza por centrarse en las necesidades y demandas de quien aprende, averiguar por qué, cuándo y como prefieren aprender, identificar las habilidades básicas que la gente necesita para aprender mejor, porque en definitiva aprender significa desarrollar nuestro potencial, y las personas que desarrollan todo su potencia mejoran su rendimiento y con ello aumenta la productividad, entendida no solo como productividad económica sino también social.
Como el aprendizaje es algo tan personal el mentoring es una herramienta muy eficaz puesto que pone en relación a dos personas el mentorizado o aprendiz y el mentor que será siempre una persona con más experiencia y sabiduría que guiará al otro en el largo camino del aprendizaje elaborando un plan de trabajo personalizado adaptado a la situación, circunstancias y necesidades del emprendedor/ aprendiz. En esta relación de pareja se necesita que el mentor además de experiencia y sabiduría tenga ganas de ayudar a otros a desarrollarse, capacidad de escucha, empatía, entre otras habilidades interpersonales, pero también se necesita que el aprendiz asuma su posición y se implique con responsabilidad y entusiasmo en el proceso porque como decía Platón TODO CIUDADANO TIENE LA OBLIGACIÓN DE DESARROLLAR SU POTENCIAL Y DE PARTICIPAR EN LAS ACTIVIDADES DE LA CIUDAD.

En el mentoring el mentor rara vez facilita la respuesta, sino que estimula al mentorizado a avanzar mediante preguntas, ( Garnerd el padre de las inteligencias múltiples describe los resultados de un aprendizaje a base de preguntas en un programa para niños de 10 años llevado a cabo en California, Texas y Pensylvania sobre desarrollo de destrezas matemáticas). Es un aprendizaje basado en la experiencia en el que el mentor escucha activamente, cuestiona al mentorizado, le relata sucesos propios que le han ocurrido en su andadura empresarial , le ayuda a manejar información, a analizar alternativas para que tome sus propias decisiones, y vaya así incrementando su nivel de confianza, todo ello con el propósito de que el emprendedor sea más independiente, y de estimularle para que se desarrolle personalmente y aproveche todos los recursos en su vida laboral. Esto solo se consigue si la persona descubre las posibilidades de las que dispone, si se les da apoyo, y la libertad para desarrollarse a sí mismas, además de una mayor responsabilidad en la planificación y la realización de sus tareas.
Una fuerte ética cultural de trabajo se traduce en una mayor motivación, celo y perseverancia.

Cuando el emprendedor participa activamente en el logro de sus objetivos y va avanzando en el plan de trabajo que previamente acuerda con el tutor en base a sus propias necesidades de desarrollo se convierte en sujeto y deja de ser objeto, y va creando su propia historia, esa sensación de participación y avance va directamente unida al desarrollo de la autoestima y la autovalía. Al convencerse de que son capaces de hacer cosas, de mejorar y de que sus aportaciones son útiles sus recelos desaparecen y cada vez se abren más a explorar oportunidades.

El mentoring comienza por conocerse a uno mismo diría por descubrirse para poder encontrar el propio estilo de aprendizaje y desarrollo, aquí es donde los mentores suplantan al partero de las ideas (Sócrates) y a partir de aquí se empieza a liberar el potencial que está dentro, por eso se describe como un proceso de dentro a fuera (la educación y la formación son un proceso de fuera a adentro)

EXPERIENCIA

Todo lo aquí dicho pueden ser simplemente palabras, fáciles de decir, pero como el mentoring es el aprendizaje a través de la experiencia, hoy después de 8 meses trabajando como Coordinadora de la ACCIÓN MENTORING dentro del Programa Equal “ La igualdad crea empleo” dirigido a emprendedoras y empresarias podemos hablar de experiencias:

Hasta hoy llevamos 45 solicitudes de mentoring, de las cuales 31 ya están concluidos y 14 están actualmente en curso. De los 31 que han finalizado 7 no han completado todo el itinerario (10 horas de duración) siendo las causas:

– 1 persona por cierre negocio
– 2 persona por recomendación de la mentora
– 2 persona por falta de compromiso con el mentoring
– 1 persona por cumplir según ella el objetivo en la primera sesión.
– 1 persona por discrepancias con Valnalón
Estos datos no deben verse como un fracaso de las tutorías, si no más bien todo lo contrario, a veces el mentoring sirve para que la persona usuaria o beneficiaria que lo está recibiendo se de cuenta de que la empresa no es su camino, o que no es el momento de lanzarse a crear un negocio propio, o que quizás su negocio no es viable o rentable y no debe seguir empleando su tiempo en algo que no produce.
En un 80% de los casos el objetivo del mentoring está relacionado con la gestión del marketing (promoción de la empresa, captación de clientes, lanzamiento del producto o servicio al mercado) en el resto de las ocasiones son necesidades generales de gestión o contratación y manejo del personal, necesidades de financiación.

Las mayores debilidades que presentan las mentorizadas son falta de seguridad, dificultad para tomar decisiones, nula gestión del tiempo, no se establecen prioridades, no hay planificación, y se desconoce totalmente lo que es gestionar una empresa.

El INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA señala 4 causas de cierre de las empresas en España, la primera 49% falta de liquidez seguida de un 34% de otras causas entre las que se engloban: problemas organizativos, falta de capacidad empresarial, problemas de tipo personal, lagunas de formación y de capacidad técnica o problemas estratégicos.
Como aspecto muy positivo en la mayor parte de las mujeres beneficiarias destacaría en las ganas de aprender, la constancia, el gusto por el trabajo que desarrollan y el conocimiento del sector de negocio.

De los cuestionarios que hemos facilitado a las mentorizadas para que evalúen de 1 a 5 la actuación de las mentoras y lo que ha supuesto de positivo para ellas el mentoring, destacaría que en un 90% de las encuestadas han resaltado los siguientes aspectos:

– Respecto a las mentoras destacan la capacidad para transmitir conocimientos y experiencias, capacidad de escucha, capacidad de motivación, interés por ayudar
– En cuanto a lo que les ha supuesto su participación en el mentoring los aspectos más resaltados son la reducción de la sensación de aislamiento, la mejora en la gestión del tiempo y en el establecimiento de prioridades, aumento de la motivación y mejora en la resolución de problemas.

Por nuestra parte concluiría diciendo que ha resultado una experiencia muy gratificante puesto que hemos descubierto no es más afortunado quien recibe, sino quien da, para todas nosotras las mentoras ha sido y es un verdadero privilegio poder compartir nuestra experiencia, con sus aciertos y errores, con otras empresarias y alentarlas a seguir luchando con confianza e ilusión. Nuestro mayor logro sería introducir el optimismo y la esperanza en las nuevas empresarias, la esperanza como creencia de que uno tiene voluntad y dispone de la forma de llevar a cabo sus objetivos, cualesquiera que éstos sean.